¿Mi empresa se adapta para implementar Home Office?

El home office o trabajo desde casa es una forma de trabajo que existía desde antes de que empezara la pandemia. Pero es con la llegada de esta emergencia sanitaria, cuando esta forma de trabajo empieza a desarrollarse de manera exponencial. Ahora se considera parte fundamental de esta «nueva normalidad».

Lo que se pensaba que sería una forma temporal de trabajo se ha convertido en algo permanente. Ninguna empresa estaba preparada para un confinamiento mundial. La pandemia hizo que las diferentes empresas se reinventaran. Estableciendo nuevas y mejores estrategias para poder  hacer del home office el entorno laboral exitoso y productivo al que todos aspiramos.

En una encuesta realizada por la  IAE Business School asegura que: «México es el país de Latinoamérica en el que el Home Office ha tenido mayor aceptación. Igualmente, en donde las expectativas de continuar esta modalidad son más altas».

El Home Office llegó para quedarse

México también obtuvo la puntuación más alta por su buen desempeño para mantener reuniones y organizarse por vía remota. Estos factores han fortalecido la confianza de las empresas para invertir en la transformación digital.

HOME OFFICE

Pero para que tu inversión sea redituable, en EDB te invitamos a que nos contactes para poder brindarte la asesoría necesaria. Porque el Home Office  ha demostrado ser de gran efectividad. Es por eso que, en esta nueva etapa post pandemia, muchas empresas en nuestro país ya trabajan en una cultura corporativa remota.

Pero para que el Home Office resulte efectivo debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Qué el personal cuente con el perfil ideal y con las aptitudes necesarias para trabajar sin supervisión directa.
  • Qué si va a tener contacto directo con los clientes, cuente con empatía emocional y anímica.
  • Después de un determinado periodo de trabajo, realiza con tu personal retroalimentación para poder evaluar su desarrollo.
HOME OFFICE
  • Herramientas de trabajo colaborativo. Dónde los miembros del equipo muestren su desempeño para unir sus esfuerzos y obtener el mejor resultado de un proyecto. 
  • Medición de la confiabilidad hacia tu personal. Delega responsabilidades de riesgo menor. Igualmente, procura tener siempre un plan B en caso de que algo no salga como lo calculaste.
  • Relación tiempo contra objetivos. Revisa periódicamente los avances para verificar que todo vaya de acuerdo a lo planeado.
  • Establece interacción individual con los miembros de tu equipo. Motiva a tu equipo y dales la libertad de expresar si tienen alguna dificultad para la realización de su trabajo.

Pero si tienes alguna duda, te invitamos a que nos contactes y nuestro personal estará gustoso de poder atenderte. Déjalo en nuestrasmanos y recuerda que EDB somos el enlace entre tu empresa y la tecnología.

Suscríbete a nuestro blog

Recibe actualizaciones y noticias directo a tu correo

Otros artículos del blog: